• Registrarse
¿Perdiste tu contraseña? Por favor ingrese su nombre de usuario o dirección de correo electrónico. Recibirá un enlace para crear una nueva contraseña por correo electrónico.
No compartimos sus datos personales con nadie.

Acerca de Roger David

Acerca de Roger David

Hola. Bueno, antes que nada, me presento. Soy Roger David. Narrador de situaciones lujuriosas. De estas me he enterado por amigos, conocidos, compañeros de trabajo, compañeros de estudios, viejas copuchentas de los almacenes cuando voy a comprar pan, y similares. Muchos de ustedes me deben conocer por el historial que tuve en TodoRelatos. Web donde publiqué por más de cinco años. En esa página tuve colgados más de sesenta relatos de alta duración. Mis sagas más conocidas son: Una Familia Decente, Gabriela (alternativa), Evelyn (alternativa), La estudiante Universitaria, La Historia de Lissette, Deseo prohibido (Cogiéndose a su recatada madre por desquite), Venganza y varias otras.

Pero ¿cómo comenzó todo esto de escribir mis narraciones? Pues una noche de insomnio y en busca de leer algo bueno por internet, ya que los libros son muy caros en mi país, di con un relato erótico llamado Evelin. Me gustó, me gustó mucho. Fue así que me di a buscar sus continuaciones y las leí todas. Recuerdo que sus capítulos los encontré desperdigados en distintas páginas, pero en esos momentos no me incomodaba.  Fueron meses que busqué las continuaciones de la tal Evelin. En la intensa búsqueda daba con distintos tipos de relatos. Algunos entretenidos, pero muy mal escritos. Buscando y buscando me encontré con un relato llamado “Una mujer casada”, y lo leí.

Nunca pensé que tamaña historia iba a repercutir tanto en mi persona. Pues esa mujer casada, de veintiséis años, era Gabriela. Fue como si me hubiese enamorado de ella. Cupido había marcado mi alma con la personalidad de la exquisita rubia. La deseaba, quería acaparármela solo para mí, y nadie más. Lo malo de todo fue que había un solo capitulo. Así que me di a leerla una y otra vez. Busqué por toda la internet a la famosa mujer casada y no la encontraba. Hasta que una noche, en mí ya desesperada búsqueda, me encontré con un relato de tres capítulos que se llamaba “Gabriela… una adorable mujer casada”. Con desgana lo pinche para revisarlo. Amigos, cuando me di cuenta que era la misma Gabriela que yo andaba buscando, lo que sentí fue como si de verdad estuviese cayendo un aluvión de fuegos artificiales sobre mi espalda. El relato estaba publicado en una web española llamada TodoRelatos.com.

En esa página estaba también Evelin. Después conocí a Cristina de Dantes, Cristina de Una bella y normal mujer y su tío, y así muchos relatos de excelente calidad.

Gabriela estaba escrita por un escritor mexicano llamado Ragnas1. Recuerdo, como si fuese hoy, que el tercer capítulo del dichoso relato tenía más de trecientos comentarios. Por lo menos la mitad eran para solicitarle al escritor que publicara el cuarto capítulo. Pues bien, los que leíamos a Gabriela sabemos que, a pesar de las reiteradas insistencias, su creador nunca publicó su continuación. Hubo muchas teorías de cuáles serían las razones de esto, pero hoy ya no viene al caso mencionarlas.

El asunto fue que ante las insistencias de que saliera la continuación de Gabriela, aparecieron muchos voluntarios que se aventuraron a continuarla. Resultados que no lograban llenar ese gran vacío que sentíamos muchos y que hasta frustración nos hacía sentir. Al menos para mi gusto ninguna de las hembras sustitutas que intentaron reemplazar a la verdadera Gabriela lo logró. Mas parecían vulgares putas, que la adorable mujer casada que todos deseábamos.

Fue una noche de amargura y ansiedad que tomé un cuaderno y, a mano, me puse a escribir una historia que fuese de mi propia autoría. Obviamente, lo hice con toda esa deliciosa inspiración que me causaba el solo recordar a la mágica rubia y sus infidelidades.

Pensé en varias historias, estaba indeciso. Cuando por fin me decidí por una historia tocaba la parte de ver cómo serían sus protagonistas. Intenté mentalizarme en muchas hembras de la farándula, o conocidas que estuvieran realmente buenas como para describirlas. Sin embrago, ninguna me dejaba conforme. Fue así que finalmente me di cuenta que lo que en realidad deseaba era que su protagonista fuese la misma Gabriela que yo conocía. Mi mente trabajó a mil para lograr el primer capítulo. Sin embargo, no fue fácil. Como mi morbo es algo goloso, también decidí que estuviese en mi narración la mismísima Evelin. De esta forma le fui dando forma a mi historia y cree “Una Familia Decente”. Pues la rubia Andrea se encargó de ser Gabriela con unos cuantos años más, y su hija Karen sería encarnada por la mismísima Evelin. Solo invertí el color de sus ojos. Ahora me faltaba darle forma al rufián que se las iba a coger a las dos. De una estrambótica aleación entre don Pedro de Evelin y don Cipriano de Gabriela, nació don Pricilo, el aborrecible jardinero que iba a estar dispuesto hasta dar su vida por encamarse con las beldades que vivían en la casa donde trabajaba.

Una vez lista mi narración faltaba lo último, y lo más importante, es decir, publicarlo. Cuando intenté hacerlo, muy frustrado, me di cuenta que mi cuenta estaba bloqueada debido al exceso de relatos enviados a la Web.

Investigando y haciendo consultas di con una lectora que se caracterizaba por ayudar a ciertos narradores a publicar relatos usando su propia cuenta en la Web. Así conocí a Nadia Romina, quien después de pasarlo por su control de calidad decidió publicarlo.

Desde ahí no he parado de escribir mis narraciones. Fueron incontables noches que con Nadia estuvimos hasta altas horas de la noche ideando situaciones lujuriosas para los futuros relatos. Y no tan solo con Una Familia Decente, sino que con muchas más.

Después se vino Gabriela que, a modo de experimento, y también por mis ansias personales, me di a continuar, y que fue un éxito en cantidad de lecturas. Luego, en confabulación con Nadia Romina, vino la continuación de Evelin, que también estaba abandonada, y que obtuvo resultados satisfactorios al igual que Gabriela.

No puedo dejar de señalar que fue Nadia quien me puso en contacto con muchos lectores que disfrutaban mis relatos. Con Cosme por ejemplo que en esos tiempos aún no se decidía a escribir, y que hoy también está en el catálogo de RelatosDantes.  También me contactó con ciertos escritores con los cuales intercambié muchas ideas y también aprendí de ellos. Después me contacté o me contactaron otros escritores, como Speedi, el escritor de Claudia Escalante, con quien hasta el día de hoy tenemos contacto. También con Ludo Mentis, Perverso, Esteban, Golfo. Este último en su oportunidad se ofreció para publicar todos mis relatos en su Web. Y así muchos otros que por ahora se me escapan.

Por ese año, 2013, un escritor argentino, Xmur, me dio el contacto de Dantes, con quien desde ese mismo año hemos mantenido fluida comunicación hasta el día de hoy.

Imagínense la gran parrillada de situaciones morbosas que sacábamos a luz cuando con Dantes conversábamos de futuros Relatos, mirando a las féminas que pululaban en ciertos lugares donde nos juntábamos. También congeniábamos en lo decepcionante que era escribir, y que tu relato fuera criticado por personas que muchas veces ni lo leían. Por ese tiempo nació la idea, a largo plazo, de tener nuestra propia Web con gente que fuese seguidora de nuestros escritos. Dantes me hablaba que podíamos poner un pequeño precio por cada relato, y esto nos motivaría para hacer relatos más prolijos en cuanto a redacción y ortografía. Que podíamos hacer novelas gráficas, en otros idiomas, inclusive audio relatos, y la idea como que me empezó a gustar. Pero el proyecto quedó dormido por un buen tiempo.

En esos años calaba hondo eso de las criticas destructivas. Eran las menos, pero molestaba igual. Me atrevo a decir que por ese entonces yo era uno de los narradores que más rápido colgaba relatos en la red. Sin embargo, las malas valoraciones, que también eran muy pocas, continuaban, y también me molestaban. Recuerdo claramente que, en una de las continuaciones de Gabriela, publicación con más de 80 hojas escritas, se publicó y al minuto ya se había ganado un terrible. Claramente quien le había dado la calificación más baja no lo había leído. Creo que muchos de ustedes deben recordar que así fue.

A pesar de ello, seguía escribiendo. Pasaban los años, hasta que de pronto pensé, al igual creo que muchos escritores deben pensarlo, que estaba dedicando mucho tiempo para escribir, y los resultados no eran tan satisfactorios como se podría esperar. Al menos podrían haber sido emocionalmente positivos. Fue así que comencé a desmotivarme. Luego vino el estrés, y perdí interés de seguir escribiendo en forma enfervorizada, tal como me caracterizaba hasta ese entonces.

Aun así, de vez en cuando con Dantes seguíamos ideando la posibilidad de tener una Web con relatos de calidad, y no como los que se veían en casi todas las páginas dedicadas a esta temática. Eran tiempos de estudios y de trabajo, al menos por mi parte. Mi tiempo cada vez se limitaba más, y los lectores ya me exigían que debía publicar mis relatos en el menor tiempo posible, e incluso ya me decían debería seguir la historia. Colapsé.

Me di un tiempo sabático y dejé de escribir. Si lo hacía era un relato cada tres o cuatro meses, y tanto las valoraciones o comentarios ya no me interesaban mucho. Inclusive, estando desmotivado total, ya estaba pensando en dejar el tema de los relatos de lado.

Sin embargo, la idea de la página propia siguió latente con el paso del tiempo. Mi gran error fue haberme quedado en el lado cómodo. Muchas palabras, ensoñaciones y nada de acción. ¿Por qué digo esto? Pues, de tanto hablar y soñar, nunca me di cuenta que Dantes se lo había tomado más en serio que yo. Un día me llamó para contarme, con mucho entusiasmo, que ya teníamos nuestra propia página: ¿¡Que página!? —Le pregunté.

Pues ahí me di cuenta que el muy zorrito se había encargado de llevar a la realidad todo lo que en muchas ocasiones habíamos conversado. En resumen, me dijo que ya tenía todo listo, y que ya podíamos comenzar a publicar en nuestra propia Web. Había nacido RelatosDantes.

Recuerdo que, con algarabía, les conté a mis lectores, de TodoRelatos, de la gran creación de Dantes, y que íbamos a re publicar todos nuestros relatos en nuestra nueva Web, pero mejorados, y quizá con nuevas situaciones morbosas. En ese entonces nunca pasó por mi mente salirme de TRs. Sin embargo, había pecado de ingenuo. Lo que hizo TodoRelatos, aparte de borrarme el post, me bloqueó en todos mis propios relatos, y también para seguir comentando, y publicando. Imagínense, era como si me hubiesen arrebatado todo lo que escribí en cinco años. Lo más extraño de todo fue que la opción para borrar los relatos de la Web estaba disponible. Lo tomé como si esto fuese una diplomática invitación para que me fuera. No lo pensé dos veces. Borré todos mis relatos y sencillamente me largué.

Entonces aquí estamos.

Amigos, con Dantes, y ahora también con Cosme y Mark de Luna, tenemos muy claro que la gran mayoría de ustedes están ávidos por leer relatos nuevos. Pero hemos ido de a poco por la sencilla razón que estamos reeditando todo. Nuestra única intención es publicar relatos de calidad y bien escritos. También nos juega en contra nuestros propios trabajos. Debemos buscar tiempos muertos para poder escribir. Pero tengan la certeza que estamos trabajando a full para, en el menor tiempo posible, comenzar a escribir relatos inéditos.

Les agradezco muy honestamente que aun sigan con nosotros. Aprovecho de saludar y mencionar en estas remembranzas a Rodrigo, Nati Loka, Luis, Federico, José, Zutroy, y así muchos antiguos lectores que nos siguen desde TRs.

Muchas gracias.

Roger David.

Escrito por Dantes

11 comentarios

  • Pablo dice:

    Gracias a ti Roger!
    Espero seguir leyendo tus relatos muchos años más.
    Un abrazo,
    Zutroy

  • roberto dominguez dice:

    muy bien amigo Royer yo te sigo desde todo relatos de hecho el primer relato tuyo q leey fue el de Gabriela y me gusto demasiado ,segui con el de una familia decente,la historia de lissette y forzando a paulina(porcierto estos dos últimos deberías retomarlos ya q son muy buenos) y me daba cuenta q escribías muy buenos relatos por eso te segia hasta q me llego el correo de mi amigo dante q empezaba su web propia y q tu estabas invitado a escribir con el imagínate mi alegría,mis dos escritores favoritos juntos….bueno te mando un abrazote y les deseo la mejor de las suertes y en espera de mas relatos de todos ustedes. pd..no tardes con el siguiente capitulo de las deciciones de Karina q me tienes desesperado por seguir con la historia

    • Roger David dice:

      Hola Roberto

      Gracias por tus palabras. Estas me motivan para seguir escribiendo. Pues ahora estoy reeditando un par de Gabrielas y luego me pondré atrabajar en Karina. Creo que por ansias personales me dedicaré a continuar Gabriela. Esto, para llegar a donde la dejé, y seguir con la historia de la rubia. En ese intertanto iré alternado con Karina, ya que es uno de los relatos nuevos que mas me inspiran. Saludos, y reitero mis agradecimientos.

      Roger David

      • roberto dice:

        muy bien amigo roger,de hecho voy a empezar a comprar los capitulos de gabriela aunque me quede en el capitulo 6 cuando los tenias en todo relato quiero volver a leerlos,de hecho como en ese tiempo no encontraba el capitulo 3 te pedi q me lo enviaras y me lo pasaste lo cual te a gradesi y te vuelvo a agradecer….y q buena anecdota q una familia decente te allas inspirado en gabriela quien lo diria te mando un abrazo y espero q en un futuro venga forzando a paulina ,nuevamente gracias por tan buenos relatos y mucha suerte e inspiracion.

  • Jose dice:

    Roger,

    Lo que has dicho está muy bien y queda muy bonito. Ahora bien. 19 entregas de Gabriela a 2,49$ = 47,31$. Y ni siquiera hemos llegado a cuando la descubre Cesar. Es un relato que facilmente, si tenemos en cuenta que se puede duplicar a partir del momento que está con Don Pedro en el Bar, se puede ir a los 100$. Creo que sobran las palabras. No es ético. Cualquier saga, libro de relatos o compilación erótica no vale eso. Y que estéis empezando no es motivo para poner esos precios. Es como si Ken Follet cuando terminó Los pilares de la Tierra lo vendiera por 2,000$ pq no vendía libros. Por favor, recapacitad.

  • Roger David dice:

    Hola Jose
    Que lata que no entiendas los motivos del porque ahora los relatos tienen valor. Pues intentaré explicártelo. A nosotros no nos subsidia nadie. Otras paginas, o donde yo escribía, no cobran por los relatos, pero ellos tienen publicidad, nosotros, no. Inclusive hasta venden artículos sexuales y otras cosas. Y esta bien. Cada cual ve como generar recursos con su pagina. Ahora, acá no se obliga a comprar a nadie, y te lo digo en buena, si tu crees que el cobro es excesivo pues no los compres, y ya. Ademas que ya te los has leído todos, según me doy cuenta ¿Para que gastar en algo que ya lei? No tiene sentido.
    Por ultimo, yo escribí gratis por mas de 5 años, sin esperar nada a cambio. Solo esperaba gratitud, y sencillamente me aburrí de que me apuraran. Me aburrí de que me dijeran de como debía ir el relato, y me aburrí de muchas cosas mas. Finalmente, y tal como ya lo expuse, me fui.
    Entiendo tu incomodidad, aunque no lo creas, pero lamentablemente la cosa ya es así y no va a cambiar. Si no lo comprendes, de verdad, que es lamentablemente amigo, porque este post es sin ningún animo de poner mal a nadie. Solo estoy contestando tu publicación. Que tengas un buen día.
    Saludos
    Roger David

  • jd1019v dice:

    Roger, de mis autores favoritos, espero que tengan un gran éxito con este proyecto y que otros autores como Xmur o el mismo Speedy se sumen.

    Continuen con sus historias

    • Roger David dice:

      Hola JD

      Muchas gracias por leernos y estar con nosotros. Pues, como tu propones, esa es la idea, que se nos una mas escritores, y tener mucho material de calidad disponible para nuestros lectores. Saludos

      RD

  • Carlos M dice:

    Hola Roger.

    Tu fiel seguidor siempre, me recordaras como Superpopelle en TR. y Deseando leeros a ti, a Dantes y a los nuevos escritores buenos que se unan. Es una pena que Perverso no se encuentre entre Vosotros. Unfuerte abrazo a todos y continuar con vuestro gran talento.

    • Roger David dice:

      Hola Superpopelle.
      Tanto tiempo jeje… No creas que no invitamos al Perverso a ser parte de este proyecto, porque fue unos de los primeros que invitamos, y quedo de pensársela. Pero por lo ultimo que hablé, con él, hace poco mas de un mes, aun se la esta pensando. Yo creo que en cualquier momentos se nos viene. Espero que estés muy bien mi recordado amigo. Un abrazo a la distancia

      Roger David

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Medios de Pago

PayPal